Bella Lenceria Bella on Facebook Bella on Twitter Bella on YouTube
CONSEJOS PARA COMPRAR EL PRIMER SUJETADOR A TU HIJA

 

Como madre que eres, es natural que quieras dar a tu hija los mejores consejos para comprar lenceria que se ajusea a su pecho perfectamente.

¿Cuando es el mejor momento para abordar el tema?

Según tu hija se va acercando a la adolescencia el tema “la compra del primer sujetador” no es siempre fácil de abordar.  Naturalmente, cada joven es un mundo y depende bastante de la rapidez con la que desarrolla física y emocionalmente mientras que las hormonas se ponen en marcha.  Hoy en día la edad a la que lan jóvenes empiezan a necesitar un sujetador, varía enormemente, desde los 9 a los 14 ó 15 años. 

Si tu hija es una de las primeras de su grupo en necesitar un sujetador porque  desarrolla pronto, o como no, si desarrolla más tarde también puede causar problemas ya que todas las jovencitas quieren ser iguales y como sus amigas.  Inevitablemente todos tenemos tallas y siluetas diferentes y también desarrollamos a edades distintas, pero por lo general, las chicas suelen necesitar ayuda comprando su primer sujetador entre los 11 y los 13 años de edad.

Durante el desarrollo del pecho y la elección del primer sujetador, es importante comprar sujetadores de copa blanda.  Hay muchísimos sujetadores de copa blanda en el mercado y tiempo tendrán de utilizar sujetadores aros una vez los pechos se hayan estabilizado.  Utilizar sujetadores con aros durante esta etapa puede dañar el tejido mamario según se desarrolla.  La famosa marca de sujetadores Royce ha diseñado una colección de sujetadores “The Missy” con copa blanda, diseñada especialmente para jóvenes y en Bella Lenceria pensamos que es una colección preciosa y la recomendamos encarecidamente.

Como regla general, las jóvenes prefieren sujetadores con las copas moldeadas de forma que disimule el pezón, ya que no es sorprendente sentirse demasiado consciente de tu cuerpo a esa edad y particularmente de tus pechos. Un sujetador necesita ser ante todo cómodo, debe de ajustarse perfectamente a tu pecho y crear una silueta con la que nos sintamos cómodas y seguras.  No debemos olvidar la importancia de utilizar un sujetador deportivo para cualquier actividad física que practiquemos. Para las adolescentes, es una buena idea elegir un sujetador deportivo como sujetador de diario ya que no solo son cómodos pero también proporcionar el grado de soporte adecuado.  Los sujetadores Royce exclusivos para jovencitas, o los sujetadores de Pure Lime serían la elección perfecta para un sujetador de diario que se pueda utilizar en el colegio o instituto.

También recomendamos los sujetadores de noche ya que son muy suaves, sin aros y muy cómodos para poder utilizar mientras duermen.  Este lo recomendamos para las jóvenes con pechos más voluminosos para que puedan disfrutar de una buena noche de descanso.

El pudor es un factor clave cuando sugerimos a las jovencitas ir a una tienda a comprobar la talla y probarnos sujetadores. Es de vital importancia que el sujetador sea la talla y forma correcta y que se ajuste al cuerpo perfectamente.  Si conseguimos que esta primera experiencia sea lo mas agradable y divertida posible, conseguiremos que se tu hija se anime a comprobar la talla a menudo hasta que sus pechos se estabilicen.

En Bella Lenceria, somos totalmente conscientes de lo que significa la compra del primer sujetador para tu hija, por lo que hemos instalado una calculadora de tallas en nuestra página web para ayudaros a calcular la talla de sujetador que deberías comprar.  Todo lo que tienes que hacer es seguir las instrucciones e introducir tus medidas,  la calculadora lo hara todo por ti.  Por si esto fuera poco, hemos incluído un video para que sea más fácil seguir los pasos adecuados y así poder averiguar tu talla sin salir de casa. 

Esperamos que esta información te sirva de ayuda pero por favor, no dudeis en poneros en contacto con nosotras por teléfono o por correo electrónico, estaremos encantadas de poder aclarar cualquier duda y por supuesto sin ninguna obligación.